Planeta Neumático
Neumaticos

CÓMO MEDIR CORRECTAMENTE LAS PRESIONES DE LOS NEUMÁTICOS

La mayor parte de los inconvenientes que pueden existir con los neumaticos bridgestone está relacionada con unas presiones de inflado incorrectas. Y tan malo cara la seguridad es pasarse por defecto como por exceso, si bien es más peligroso lo primero. Veremos los riesgos de no llevar la presión adecuada en los neumáticos, y ciertos consejos que vas a deber tener en consideración a fin de que esto no suceda, puesto que por novísimo que sea, un neumático siempre y en toda circunstancia pierde algo de presión con el tiempo.

Los efectos de una presión incorrecta
Con presiones inferiores a las recomendadas el neumático se calienta ya antes, con lo que no solo se gastará más veloz –y de forma irregular, por las zonas exteriores de la banda de rodadura–, sino además de esto podría existir el riesgo de desllantar, aparte de que aumenta el peligro de padecer aquaplaning. Las presiones bajas asimismo hacen que el neumático se irregular más de lo debido, lo que puede dar sitio a pérdidas de adherencia y, en consecuencia, del control del vehículo. Por no charlar del incremento de consumo.

Mucho ojo, por el hecho de que las consecuencias de haber circulado con una presión deficiente pueden manifestarse aun tras haberla corregido, por servirnos de un ejemplo si se han producido daños internos en la estructura por efecto del sobrecalentamiento, o bien si la banda de rodadura se ha gastado de forma irregular.

Mas si nos pasamos de presión asimismo existen efectos negativos. El neumático se gastará más por la parte central de la banda de rodadura, y las irregularidades del asfalto van a pasar factura a las suspensiones. Asimismo se resiente el agarre.

En suma, una presión adecuada en tus neumáticos no solo es una garantía de seguridad, asimismo se aprecia en el bolsillo: menos desgaste y ahorro de comburente. A fin de que te hagas una idea, se calcula que un neumático con una presión un veinte por ciento bajo la recomendada puede acortar su vida útil nada menos que un veinte por ciento, y eso son muchos quilómetros.

¿De qué manera saber qué presiones debo usar en mis neumáticos?
Es sencillísimo. En todos y cada uno de los turismos viene indicada la presión de empleo recomendada dependiendo del neumático y de la carga. Tienes esta información en el manual del usuario del vehículo, y asimismo acostumbra a venir en una etiqueta adhesiva que acostumbra a estar localizada bien en la tapa del depósito de comburente, bien en el montante al abrir la puerta del conductor.

Si no tienes el manual de tu vehículo y tampoco hallas esa información en el vehículo (en el pasado estaba en paneles que podían consultarse en las propias estaciones de servicio) siempre y en toda circunstancia puedes recurrir a Internet. Existen opciones como el buscador de neumáticos de Michelin, en los que puedes efectuar una busca por género de neumático y dimensiones, o por marca y modelo, en el que aparte de la información sobre el neumático recomendado vas a poder preguntar la presión recomendada para tu vehículo y tus ruedas. Apúntala, y llévala siempre y en toda circunstancia en tu vehículo. Y no te olvides de amoldar la presión a las condiciones de uso: con el turismo cargado, por norma general hay que acrecentarla entre 1 y hasta tres bares.

¿Me fío de los manómetros de las estaciones de servicio?
Puesto que sí… y no. Acá no vale eso de «no me queda más antídoto». Lo idóneo es revisar las presiones por lo menos con 2 manómetros diferentes, para determinar si el que vas a usar con regularidad está bien ajustado.

Mas mi recomendación, en todo caso, es adquirir un manómetro de bolsillo y llevarlo siempre y en toda circunstancia en el vehículo. Los hay de muchos tipos en tiendas expertas en repuestos para el vehículo, y con costes entre los doce y los treinta euros, conforme la marca y el modelo (digital, analógico, con memorias, etc).

Consejos en el momento de medir las presiones de los neumáticos
Revisar las presiones, una vez tenemos el manómetro conveniente (así sea propio o bien el de una estación de servicio) es fácil, siempre que tengas presente que deben contrastarse en frío. ¿Qué es lo que desea decir esto? Puesto que que no hayas recorrido más de cuatro o cinco km ya antes de llegar al punto de control. Y como esto no siempre y en todo momento es simple, acá tienes otro motivo más para adquirir un manómetro de bolsillo y llevarlo siempre y en todo momento en el turismo.

Si no fuese posible, y debes revisar la presión tras haber rodado y con los neumáticos calientes (por servirnos de un ejemplo en un área de servicio), lo idóneo es añadir 0,2 o 0,3 bares a la presión recomendada por el fabricante, y regresar a contrastar la presión una vez el neumático esté frío.

Como resumen, acá tienes unos consejos básicos que deberías tomar en consideración siempre y en todo momento en el momento de sostener tus neumáticos con la presión de utilización adecuada.

Efectuar siempre y en todo momento la medición en frío
Revisar las presiones cuando menos una vez por mes
Revisar las presiones siempre y en toda circunstancia ya antes de un viaje largo
Amoldar la presión a la carga del vehículo
No olvidarse de revisar la presión de la rueda de repuesto
Cerciórate de que las válvulas llevan su pertinente tapón.

Related posts

¿Sabes cómo mantener los neumáticos y cuándo reemplazarlos para circular seguro?

Planeta Neumatico

LA PRESIÓN DE LOS NEUMÁTICOS

Planeta Neumatico

¿Cómo mantener los neumáticos de tu coche es estado óptimo?

Planeta Neumatico

Leave a Comment