Planeta Neumático
Neumaticos

LA PRESIÓN DE LOS NEUMÁTICOS

Todos y cada uno de los autos, sean viejos o bien modernos, llevan aire en sus neumáticos.
Con cámara o bien sin cámara la presión que pongamos dentro nos dejará optimar las condiciones de manejo, la durabilidad de exactamente los mismos y el consumo de comburente.

La característica de nuestros autos, viejos, es que en muchas ocasiones con la presión indicada por el manual o bien el fabricante del neumáticos se ponen como “duros” y rebotan por lo que se acostumbra a bajar ciertas libras de presión en la creencia que se hace padecer menos al auto.

Los que compiten en carreras de regularidad conocen realmente bien el inconveniente, cada vez que la presión adecuada y incesante en sus neumáticos le dejan a su instrumental de medición sostener velocidades reales incesantes.

IMPORTANCIA DE MANTENER UNA PRESIÓN CORRECTA EN LOS NEUMÁTICOS
Cuando tenemos “bien infladas las ruedas” (como se afirma generalmente) conseguimos optimar el desempeño del neumático y con esto asimismo el consumo de comburente.
La presión adecuada, por su parte, nos deja conducir de forma más eficaz.
El neumático debe sostener su forma desarrollada originalmente , consiguiendo de este modo su no deformación por la temperatura lo que nos da una mejor contestación a la tracción y capacidad de maniobra del vehículo.

DESVENTAJAS DE PRESIÓN BAJA EN LOS NEUMÁTICOS
Con una presión baja, el neumático hace mayor contacto con la superficie de apoyo (el piso), lo que se dice: mucha pisada. Por poner un ejemplo una presión de cinco o bien más libras bajo la adecuado puede desgastar el neumático y hacer que no funcione apropiadamente.
Además de esto la vida útil de la banda de rodamiento puede reducirse hasta un veinticinco por ciento .
La presión de aire baja deja que el neumático flexione más al rodar, lo que acrecienta el calor interno y la resistencia al rodamiento, incrementando el empleo de comburente hasta un cinco por ciento . Los conductores asimismo se van a dar cuenta de una perdida sustancial de precisión al virar el volante y estabilidad al tomar las curvas. A pesares que cinco psi, no pareciese una cantidad significativa, recuerde que acostumbra a representar un veinte por ciento menos de la presión recomendada en un neumático.

DESVENTAJA DE PRESIÓN ALTA EN LOS NEUMÁTICOS
Un neumático inflado de más se sostiene recio y duro, y el tamaño del área de contacto con la carretera se reduce. Esto, puede ocasionar daño al neumático más de forma fácil, al rodar sobre un bache o bien pegar algún resto.
Otra desventaja de la presión de aire alta, es que no pueden aislar las irregularidades de las carreteras y en consecuencia, el caminar es más áspero. No obstante, la presión de aire alta mejora la contestación y la estabilidad al tomar curvas hasta un punto. Es por esto, que pilotos de carreras o bien de circuitos emplean mayor presión de aire a lo largo de competencias.

LA PRESIÓN DEL NEUMÁTICO EN PISO MOJADO

Una de las formas que los fabricantes de neumáticos valoran el hidroplaneo de sus productos y la eficiencia de la tracción en húmedo es conduciendo sobre una placa de vidrio cubierto con una profundidad concreta de agua.
El agua se tiñe para una mejor visibilidad y dejan que cámaras de gran velocidad puestas bajo esas placas de vidrio puedan retratar los neumáticos desde abajo. Michelin ha proporcionado múltiples fotografías de su prima HydroEdge.

Un neumático inflado adecuadamente va a tener una presión suficiente en el centro de su banda de rodamiento con lo que se amolda mejor al frenado.

La fotografía 1 muestra un neumático inflado apropiadamente a treinta y cinco psi asentada aún en el agua sobre la placa de vidrio.
Esto da una idea precisa del tamaño de la huella del neumático y forma.
El área de color negro es donde el compuesto de caucho del neumático se presiona sobre el cristal, y las áreas verdes identifican el agua en las ranuras circunferenciales .

La fotografía dos es de un neumático inflado apropiadamente a treinta y cinco psi, mas a 80km/h.
Si la placa de vidrio se seca, el tamaño de la huella sería prácticamente idéntico a la primera imagen, por el hecho de que el aire no impide que la banda de rodado en contacto con la placa.
Cuando el neumático rueda mediante la placa a veintidos metros por segundo apreciará que la huella prosigue mostrando un buen contacto con la placa, mas es levemente más pequeña que la huella del neumático estático de la fotografía 1.

Un neumático que está levemente desinflado aplica menor presión al centro de la banda de rodamiento y se va a hacer tenuemente cóncava.

La fotografía tres es de un neumático inflado a solo treinta psi, nuevamente conduce a través del vidrio a ochenta km/h.
Con exactamente la misma cantidad de agua atascada en la placa, el centro de la banda de rodado del neumático se eleva como el diseño de la banda procura sin éxito para evacuar el agua cuando el neumático rueda por medio de la placa. Apreciará que la huella real muestra un mal contacto con la placa y es significativamente menor que la huella en la fotografía del neumático inflado adecuadamente.

Un neumático desinflado dejará que el centro de la banda de rodado a colapsa y se vuelve muy cóncava. El agua queda capturada en vez de fluir a través del diseño de la banda.

La fotografía cuatro es la de un neumático inflado a solo veinticinco psi, conduciendo por medio de la placa de vidrio a ochenta km/h .
Con exactamente la misma cantidad de agua atascada, el agua levanta el centro de la banda de rodado. Usted apreciará que la huella real muestra poco contacto con la placa y se ha reducido prácticamente a la zona lateral.

Conducir un auto sobre piso mojado es un reto, con los neumáticos inflados apropiadamente vamos a tener un control previsible.
Conducir el vehículo con los neumáticos desinflados resulta ser considerablemente más bastante difícil y obligara al conductor reducir la velocidad para sostener el control.

Al tiempo que los fabricantes de neumáticos desarrollan neumáticos con gran resistencia al aquaplaning y la tracción sobre mojado, el mal mantenimiento de presión de los neumáticos puede hacer de un enorme neumático una experiencia terrible.

LA PRESIÓN EN LOS NEUMÁTICOS Y LOS CAMBIOS DE TEMPERATURA

Una creencia popular es que los neumaticos bridgestone aguantan el peso de los automóviles.
NO: la presión de aire en los neumáticos es la que verdaderamente aguanta ese peso.

La presión hay que supervisarla bastante seguido: los cambios de temperatura entorno, una ligera perdida por el pico de inflado o bien una fuga, por pero pequeñas que sea provocan un cambio en la presión.

El aire es una materia gaseosa por ende con el calor se expande y con el frio se contrae. En invierno probablemente la presión sea menor.
En general cada prácticamente cuatro grados de diferencia en la temperatura 1 libra variase la presión del neumático. cuatro grados menos = 1 psi menos. cuatro grados más: 1 libra más.

En este país la diferencia de temperatura entre invierno y verano puede fluctuar entre veinte y veinticinco grados . En consecuencia puede llegar a contrastarse hasta cinco o bien seis libras de diferencia con lo que basta para sacrificar tracción, durabilidad y comodidad de manejo.
La diferencia de temperaturas ente la noche y el día van a poder cambiar hasta en dos libras la presión.

Un día caluroso, el auto al sol, provocará que la provisionalmente va a aumentar la presión del neumatico. Si lo procura medir, será recomendable cuando el neumático no este caliente.

La Michelin evaluaró los efectos del calor generado por la flexión del neumático a lo largo del empleo. Lo hicieron tratando de suprimir las condiciones variables que pueden surgir en el camino de la realización de esta prueba subiendo un auto sobre rodillos de una máquina para simular condiciones reales de conducción. Efectuaron un seguimiento de los cambios en la presión de los neumáticos en intervalos de cinco minutos. Los neumáticos de prueba fueron inflados a quince psi, veinte psi, veinticinco psi y treinta psi., la presión de aire en todos y cada uno de los neumáticos aumentó en torno a 1 psi a lo largo de cada cinco minutos de empleo para los primeros veinte minutos de operación. Recién entonces las presiones de aire se estabilizaron, y solo hubo incremento propio de no más de 1 psi de presión auxiliar a lo largo de los próximos veinte minutos. Esto quiere decir que aun un corto viaje a inflar sus neumáticos resultará en que seguramente van a estar bajo-inflado por unos pocos psi la mañana siguiente.

CUANDO MEDIR LA PRESIÓN DE LOS NEUMÁTICOS
Consejos de mantenimiento para acrecentar el desempeño, vida y durabilidad del neumático.

Comprobar y ajustar la presión de aire a la recomendación del fabricante en frío (temprano en la mañana, sin rodar el vehículo) .
Esta recomendación puede encontrarse generalmente en la puerta del vehículo o bien en el manual del conductor. Asimismo se recomienda no manejar más de dos kilometros ya antes de repasar la presión, puesto que el rodar, si bien sea una distancia corta, va a aumentar la temperatura interna y en consecuencia la presión de aire asimismo va a aumentar.

Acomodando variables.
Cambio entre temperatura interna y externa. Hay una diferencia significativa entre las condiciones en las que se fija la presión de aire (un garaje, taller o bien estacionamiento) y las condiciones en la que se conduce el vehículo: temperaturas bajo el nivel de congelación a lo largo del invierno y temperaturas calurosísimas. En esta situación se requiere agregar 1 psi por cada cuatro grados de diferencia entre la temperatura interior y la exterior, a la presión recomendada por el fabricante.

Incremento de la temperatura ambiental en la tarde. Infle dos psi arriba de la presión en “frío” recomendada por el fabricante al instalar neumáticos nuevos o bien si el vehículo ha sido estacionado bajo la sombra por ciertas horas.

Calor generado por el neumático al manejar de manera lenta o bien ha velocidades más bajas de setenta km/h Fije en tres psi sobre la presión en “frío” recomendada por el fabricante.

Calor generado por el neumático al manejar a velocidades sostenidas de más de setenta km/h. Fije la presión a cuatro psi sobre la presión en “frío” recomendada por el fabricante.

Si un neumático “caliente” tiene una presión de aire mayor que la estampada en el costado, No reduzca la presión de aire si es de tres o bien cinco psi, salvo que sea por razones diferentes de las acá presentadas.
Este incremento temporal de la presión es aguardado y considerado en el diseño del neumático.

NOTA: Las ruedas en una auto estacionado bajo los rayos del sol presentará una apariencia de sobre inflada, esto es debido al calor absorbido de la energía del sol. La presión de aire no puede ser fijada adecuadamente hasta el momento en que la rueda se estabilice bajo la sombra.

COMO SABER SI EL MEDIDOR FUNCIONA BIEN

PSI: La libra-fuerza por pulgada cuadrada, Lo que llamamos sencillamente LIBRAS

A menos que cuente con un medidor profesional o bien por lo menos buenísimo, no va a tener la seguridad de medir adecuadamente la presión.
Prueba de su medidor: Debe equiparar cuanto mide el suyo con con respecto a uno de los profesionales o bien buenísimos. Pongamos que el suyo indique una diferencia de pero tres o bien menos tres respecto al profesional, pegue una cinta adhesiva en el dorso para no olvidar la diferencia y así: toda vez que revise la presión pueda tener la seguridad de tenerlos apropiadamente inflados.

NO confíe en su vista para revisar la adecuada presión y tampoco patee el neumáticos para probar si está bien inflado. (solo castigará al pie).

Related posts

Cómo debes mantener los neumáticos en buen estado para evitar accidentes

Planeta Neumatico

¿Sabes cómo mantener los neumáticos en buen estado?

Planeta Neumatico

Trucos para mantener los neumáticos en buen estado

Planeta Neumatico

Leave a Comment